" El conocimiento sin las herramientas adecuadas para aplicarlo no es conocimiento. "

lunes, 6 de abril de 2015

E-fulfillment

Dentro del terreno del E-commerce, también tenemos una gestión operativa o E-fulfillment, son todo el conjunto de actividades que desarrolla la empresa para conseguir la satisfacción del cliente.

Para conseguir buenos resultados, la parte operativa de una tienda es fundamental para que los objetivos de la estrategia y lo que desea comunicar la empresa en su plan de marketing sean factibles y conseguibles.

 Es la base para que la experiencia de compra de su cliente sea positiva y tenga ganas de volver a comprar en la tienda y de esta manera pueda recomendarla. En esta estrategia a seguir por la empresa,
comprende todas aquellas actividades operativas que hacen que la tienda funcione correctamente.

Y que dividiremos en tres grandes bloques:

1. Operaciones de notificación al cliente. Al completar la venta, es muy importante mantener informado al cliente sobre su pedido. Normalmente, le comunicaremos que su pedido se ha completado con éxito y confirmaremos los datos de su pedido (contenido, fecha de entrega
prevista, etc.). 
Al no haber un contacto directo entre personas, es preciso anticiparse a las posibles dudas o incidencias que puedan ocurrir para transmitir al cliente la sensación de que todo está bajo
control.

2. Operaciones logísticas. Una vez se ha completado la venta y se ha informado al cliente, deberá llevarse a cabo la correcta entrega del pedido, un proceso que incluye: el almacenaje; la recogida de pedidos (picking), la preparación y el embalaje; el transporte y la entrega del pedido. Es necesario, además, tener en cuenta los procesos de logística inversa, como cambios de producto, devoluciones, etc.

3. Operaciones de back-office. Conjunto de actividades que permiten que el cliente pueda llevar a cabo la compra. Entre ellas se incluyen la disponibilidad de un catálogo de productos (fotos, precios, etc.), las reglas de cálculo de costes de envío e impuestos, así como los diferentes sistemas de pago electrónico. Si no funcionan adecuadamente pueden perjudicar de manera notable la tasa de conversión y la experiencia de compra.

Por ultimo, mencionare otra de las partes del E-commerce o E-logistics, que es el E-procurement es el término con el que se conoce el proceso de aprovisionamiento electrónico, es decir, la  automatización de los procesos de aprovisionamiento entre empresas mediante el uso de nuevas tecnologías e Internet y el intercambio de documentos electrónicos.